Guitarristas clásicos: consejos para mejorar vuestra postura

Los guitarristas clásicos, como todos los músicos, adoptan a veces una postura inadaptada que les molesta para tocar y que puede ocasionar dolores. Un ejemplo reciente: durante un curso en el Pôle Superior de Lille trabajé mucho con Clovis, un joven que se quejaba de dolores en el cuello.

Postura inicial: poco tono y muchas tensiones

Guitarra clásica: ejemplo de postura a evitar

La postura de Clovis antes de la corrección

Muchos guitarristas se encontrarán en la posición inicial de Clovis. Falta tono postural, en gran parte porque la silla es demasiado baja y las rodillas quedan demasiado altas: difícil de apoyarse, de « anclarse » al suelo.

La mirada va hacia la mano izquierda y el torso está a la vez inclinado hacia delante y girado hacia la izquierda: está torsionado en relación a las caderas. Los hombros están descompensados, la cabeza en flexión y hacia la izquierda. Esta es la razón por la cual le duele el cuello a Clovis: intentar pasar dos horas con la cabeza inclinada hacia delante y girada hacia un lado y comprenderéis!

Es remarcable también la muñeca izquierda « rota », frecuente en los guitarristas clásicos y en sus colegas de música actual. Esta posición antifisiológica puede provocar al cabo el tiempo, una de las patologías más graves en los músicos, la distonía de función. Además en este caso preciso, el pulgar en extensión no contribuye a mejorar nada.

Postura corregida: el cuello y las manos liberadas, encuentra tono postural

Guitarra clásica : postura adaptada a las exigencias del cuerpo

Clovis ha mejorado su posición…y eso se ve

Clovis ha comenzado por instalarse en una silla más alta. Esta vez las rodillas están más bajas que las caderas, el apoyo sobre el suelo es más fácil. El peso del cuerpo se reparte mejor entre los pies y los glúteos. El cuerpo se endereza y encuentra su tono postural. La respiración se libera, al igual que los brazos y las manos: Clovis ha sentido en seguida que su mano se liberaba (antes estaba rígida) y ganaba velocidad.

Otro cambio importante: el torso ya no está en torsión. Los hombros están alineados con las caderas. La cabeza ya no tiene necesidad de girar hacia la izquierda y Clovis se ha dado cuenta rápido: ya no tenia dolor.

El pulgar derecho está todavía en gran extensión pero la muñeca está menos « rota ». Hemos seguido trabajando el ejercicio trabajando en la reducción de tensiones de las manos que por supuesto facilita el tocar.

Guitarristas, lo que hay que recordar.

• Tocad siempre que podáis con una silla de vuestro talla: es la base de vuestro tono postural.

• Evitad rotar el tronco: hombros y caderas deben estar alineados. Respirareis mejor y evitareis los dolores de cervicales y trapecios.

• Atención a la rigidez de las manos (pérdida de velocidad) y sobre todo a las muñecas “rotas” que pueden ocasionar un día serios problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>