Síndrome de sobrecarga, distonía de función: la patologías graves del músico

No me gusta jugar a ser alarmista. Pero los músicos profesionales pueden enfrentarse a dos patologías graves que a lo peor, pondrán en peligro su carrera: el síndrome de sobrecarga y la distonía de función.

Estos son los casos más difíciles de tratar. Hace falta meses, incluso años para que se curen y no todo el mundo se cura, particularmente los que se empeñan en tocar a pesar del dolor. Un consejo: ¡Consultad con los primeros síntomas alarmantes! Cuanto antes se afronte el problema mayor probabilidad de curación.

Síndrome de sobrecarga: el músculo en contractura permanente

El síndrome de sobrecarga, a menudo confundido con la tendinitis porque están muy cercanos, es un conjunto de síntomas debidos a esfuerzos intensos que sobrepasan las posibilidades del organismo. En los instrumentistas, la zona del cuerpo más afectada es el antebrazo. Al principio se manifiesta por un dolor sistemático cuando toca el instrumento, a veces tan fuerte que imposibilita tocar. En los casos graves, este dolor es permanente y perturba los gestos de la vida cotidiana.

El síndrome de sobrecarga es antes de nada un problema muscular: el músculo acaba por tener una contractura permanente, y hace falta al menos un par de meses para que se resuelva. El tratamiento médico debe estar forzosamente completado por una reeducación del gesto musical, siendo el objetivo realizar el gesto « repartiendo » el trabajo con otros músculos.

 Distonía de función: cuando el cerebro dice no

La distonía de función, más infrecuente que el síndrome de sobrecarga, es una patología del sistema nervioso central: se caracteriza por movimientos involuntarios, siempre los mismos, provocados por un acto repetitivo determinado.

Ejemplo: el músico no llega a conseguir la orden del movimiento de un dedo, que se queda inmóvil o se repliega sobre si mismo pero no contactará con la tecla o con la cuerda: escapa a la voluntad. Sin embargo funciona bien en otras actividades de la vida cotidiana.

Si el músico se obstina en trabajar y en intentar hacer funcionar ese dedo, la distonía se puede extender a los demás dedos : la única solución es parar de tocar. Existen también distonías de los labios que pueden afectar a los instrumentistas de viento.

La enfermedad no tiene todavía una explicación científica que satisfaga. Se sabe que se trata de una respuesta del cuerpo a una sobrecarga de trabajo muscular y/o a una mala utilización repetida de uno o varios músculos. Aparece a menudo en un contexto de stress importante.

La reeducación, basada en un cambio de gestualidad, es larga y no siempre se consigue. Una atención especializada temprana mejorará el pronostico.

Un pensamiento en “Síndrome de sobrecarga, distonía de función: la patologías graves del músico

  1. Muy buenos artículos, gracias por tomarse el tiempo y compartirlos. Todavía hay muchos mitos en nuestra profesión.
    Estudié viola en Rusia y se me desarrolló una distonía focal en el dedo medio de la mano izquierda, aún así logré tocar doce años con la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica, hasta que no pude más. En ese momento (unos quince años atrás) nadie sabía nada al respecto, por lo que se me tachó poco menos que de loco. Dichosamente estudié varias materias pedagógicas y me va bien con la enseñanza del violín y la viola, pero a veces me pongo a tocar y no siempre salen las cosas bien. Hay un neurólogo que estudió en Alemania y sabe al respecto, ya que trabajó con algunos violinistas allá. Pero parte del tratamiento en con Botox y no me gusta mucho la idea. Seguiré leyendo sus artículos. Le comentó que estoy traduciendo del ruso al castellano “La herencia pedagógica de Yuri Yankelevich”, libro fundamental de la pedagogía rusa. Espero terminar en unos meses.
    Saludos desde Costa Rica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>