Pánico escénico del músico: 10 ideas a combatir

1.    Un buen músico no tiene pánico escénico

Meterse este tipo de ideas en la cabeza os incitará a ocultar el pánico para que no se vea: tenéis miedo a mostrar el miedo y entráis en un círculo vicioso. Evitad presionaros más todavía: aceptad vuestro miedo escénico! Y pensad en Jacques Brel, gran interprete que se ponia enfermo antes de cada concierto: incluso los mejores tienen pánico escénico.

2.    El pánico escénico pasa con los años

Acompaño a músicos experimentados que tocan en orquestas sinfónicas desde hace más de 20 años y que tienen miedo escénico. Es del dominio público que la pianista Martha Argerich, después de 50 años de carrera, la vemos cada vez menos en escena, a causa de un pánico escénico que sigue aumentando. El miedo pasa cuando se trabaja pero los años solamente no hacen gran cosa.

3.    Los niños músicos no tiene pánico escénico.

Basta haber asistido a una audición de las escuelas de música para convencerse de lo contrario. Tampoco evitéis explicar la idea del miedo, del pánico escénico a los alumnos más jóvenes: vale más hablarles abiertamente del tema y prepararles. Al contrario, una mala experiencia (audición catastrófica) creará un trauma que se mantendrá en el tiempo  y alimentará el círculo vicioso del miedo escénico.

4.    Se tiene miedo por el deseo del éxito.

No, son fenómenos diferentes. El deseo del éxito puede aprovecharse en casa, cuando se graba, cuando se quiere a cualquier precio repetir un fragmento difícil; se combatirá poniendo la barrera un poco más baja, exigiendo menos. El miedo escénico es un stress emocional, un miedo al incidente (cuerda rota, partitura que se cae…), al fallo (“voy a tocar mal”)  o al juicio de los demás.

5.   Si el pánico escénico hace temblar, hay que controlar los temblores.

Los temblores de la persona que tiene pánico escénico están provocados por la evacuación de un exceso de energía interior. Pretender pararlos es como intentar impedir que salga el vapor de una cazuela a presión: evitadlo! Los síntomas físicos del miedo escénico (manos húmedas, vista borrosa, sudores…) sólo se controlan mentalmente.

6.   Si se entra en pánico, hay que separarse y poder así concentrarse. 

Es una solución buena para algunos músicos. Pero otros gestionarán mejor las presiones bromeando o dando una vuelta a pie: Cada uno según su temperamento. Sin embargo, habrá que evitar perturbar a los colegas que funcionen quizás de otra manera.: cada uno su espacio.

7. No mirar nunca al público cuando se sufre el pánico escénico.

Mirar a los ojos a ciertos espectadores puede ser stressante. Sin embargo, llevar la mirada de vez en cuando hacia la sala, por encima de las cabezas, es reconfortante. Para nuestro cerebro límbico (el primario), la presencia de una multitud de personas delante de uno, es fuente de miedo; y estos vistazos puntuales permitan verificar que el grupo no se desplace y que no es hostil. A la inversa, los pianistas que están instalados de perfil en relación al público no pueden mirarlo; esto será una causa de tensión que explica, entre otras cosas, por que los pianistas sufren a menudo de miedo escénico.

8.   Cuando se tiene pánico escénico, la memoria del gesto es lo que se pierde primero.

Esto es cierto para ciertos músicos, los que tienen poca memoria cinestésica. Pero para otros, el miedo hará perder primero la memoria visual (sobre todo no quitarle la partitura) o la memoria auditiva (no se oyen bien al tocar). Trabajar el pánico escénico es para empezar a conocerse bien.

9.   En la orquesta no sienten el pánico escénico.

La presión parece menos fuerte cuando hay 30 o 50 personas en el escenario. Pero no hay que olvidar el miedo del pasaje difícil, del solista, del jefe de partitura que demuestra su molestia con el menor pretexto, el miedo al director que fusila con la mirada, el miedo de no estar al nivel de los demás…El pánico existe en los conjuntos y ahí también se trabaja por el aprendizaje y por el entrenamiento.

10.   No betabloqueantes para combatir el pánico.

Por supuesto, es mejor evitar imitar a ciertos interpretes que suben al escenario siempre con betabloqueantes. Pero si el pánico es demasiado fuerte, utilizarlos una sola vez puede romper la cadena de consecuencias « bajo presión » y comenzar a recuperar de nuevo la confianza. Esta toma de medicamentos será puntual y en un marco médico asociada a un trabajo de fondo sobre ello.

16 pensamientos en “Pánico escénico del músico: 10 ideas a combatir

  1. Soy mama de una niña de 5 años y me siento tan mal digo que estoy haciendo mal, ella ha tenido que exponer en su colegio en dos oportunidades y no habla dice que lo pasa mal y que le da verguenza, las tias me envian notitas diciendo que ella se rie no habla y que tengo que trabajar en su personalidad, obtiene bajos puntajes y eso me tiene mal no se como manejarlo.

    • Creo que un niño/a de 5 años es muy pequeño para exigirle que controle ciertas emociones. Para que se bloquee menos deberían plantearle las cosas como un juego en el que pueda participar y sobre todo disfrutar. Hay niños tímidos que necesitan más tiempo, de todas formas si la niña sufre por esta situación siempre está la opción de pedir asesoramiento a algún profesional, pedagogo o terapeuta infantil que te oriente y te de herramientas para ayudarla.

    • La memoria cinestésica es el recuerdo del movimiento, peso, resistencia y posición del cuerpo o de partes del mismo.
      Hay diferentes formas de aprendizaje; auditiva, visual y esta última a la que hace alusión, es la cinestésica. En función de la persona predominará más una u otra y le resultará más facil aprender con una de ellas. Los hay que aprenden más de oido, los que necesitan ver la partitura para memorizar o los que memorizan más el gesto y las sensaciones
      El recuerdo del gesto y las sensaciones al tocar se bloquean, lo mismo que se puede bloquear la memoria visual o auditiva.

  2. Muy bueno los consejos, (el temblor en el escenario) es uno de los problemas mas frecuentes, y mas si se es instrumentista de viento.
    Gracias por el aporte

  3. Hola yo personalmente les recomiendo esta web conferencistas.org me ha ayudado mucho como profesional y como persona. Sus cursos y conferencias son de alto nivel. Ellos te enseñan a como perder el miedo escénico, hablar en publico, perdida del pánico escénico, lenguaje corporal, entre otros. Además es de alcance mundial para personas de habla hispana. Lo recomiendo ampliamente.

  4. ¡Excelente nota! Soy pianista y siempre he padecido el pánico de escena, a tal punto que dejé de actuar. Lo que más me afectaba era la memoria, cosa central para un pianista. Trabajos como éste dan esperanza para que futuras generaciones de músicos se vean libres de ese sufrimiento. ¡Gracias!

  5. Muchas gracias!
    Debemos tener seguridad de que uno sabe todo lo que va a pasar en la obra. Si estudiamos inteligentemente lo que vamos a presentar no deberíamos porqué tener miedo, pero lo tenemos al simple hecho de exponernos frente a otras personas, y esto se ve más presente en adolescentes ya que están con problemas de identidad y están muy preocupados por lo que puedan pensar los demás sobre su persona. Sin embargo, debemos asumir que no podemos agradar a todo ser, siempre habrá alguien que no le guste lo que producimos, y qué?… la música producida por nosotros es como un espejo, debemos ser lo más sinceros con nosotros mismos.
    Si la música que hacemos viene del corazón, podrá llegar a otros corazones.

  6. Hola. soy estudiante de grado medio y padezco de temblor esencial. ( Me tiemblan las manos siempre, a todas horas).
    He conseguido hacer frente al problema a base de tocar publicamente a la menor ocasion. Incluido tocar en la calle con mucha gente paseando con resultados muy buenos.
    La cuestion no es dejar de temblar si no mas bien ignorarlo, si te enfrentas a el es peor y por encima de todo centrarte en la musica y en disfrutar. No digo con ello que se consiga siempre pero es mi linea de actuacion y a mi me funciona.
    Besos.

  7. Pingback: 10 Mitos sobre el panico escénico del músico | La Tlayuda News

  8. Tengo una hija de 16 años que cursa 4º de piano y, aunque toca de maravilla y ya ha ganado algunos concursos, está sufriendo porque últimamente se pone tan nerviosa que hasta se ha llegado a olvidar de la partitura cuando tiene que actuar delante de otros alumnos y no le sale incluso a solas con el profesor.
    ¿Puede ser porque se exige mucho a sí misma? ¿Cómo podría ayudarle?

Responder a Berto Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>