Pánico escénico del músico: 10 ideas a combatir

1.    Un buen músico no tiene pánico escénico

Meterse este tipo de ideas en la cabeza os incitará a ocultar el pánico para que no se vea: tenéis miedo a mostrar el miedo y entráis en un círculo vicioso. Evitad presionaros más todavía: aceptad vuestro miedo escénico! Y pensad en Jacques Brel, gran interprete que se ponia enfermo antes de cada concierto: incluso los mejores tienen pánico escénico.

2.    El pánico escénico pasa con los años

Acompaño a músicos experimentados que tocan en orquestas sinfónicas desde hace más de 20 años y que tienen miedo escénico. Sigue leyendo

Trompeta y demás metales : dejad caer la cara !

¿Cómo aliviar sus labios cuando toca la trompeta o algún otro metal, sabiendo que exigen potencia y flujo de aire solicitando un trabajo violento de ellos? Efectuando el trabajo respiratorio a partir de los músculos de la respiración, más que a nivel de la famosa « máscara ». Sigue leyendo

Violinistas, aprended a tocar hacia delante

El violinista dispone de gran libertad de movimientos con el instrumento y sobre el instrumento. El riesgo es que esta libertad, sinónimo de inestabilidad, incita al final a fijarse. Llevando el cuerpo hacia delante, utilizando las escápulas y trabajando la respiración (sí, sí!) el intérprete evita esta trampa e instala una movilidad del conjunto del cuerpo. Sigue leyendo